En el día de ayer a las 21Hs. personal municipal de inspectoría, se apersono en los locales de “Sabores Serranos” para realizar la clausura preventiva, según los vecinos que gestionan el comercio, por violar las disposiciones vigentes, trabajar a puertas abiertas y con las luces encendidas.

Juan Pablo Campon, titular del comercio, denunció a través de las redes sociales, una falta de sentido común ya que no pueden ejercer su actividad, en modalidad delivery con las luces apagadas y a puertas cerradas, además de la falta de empatía por parte del gobierno municipal.

Los empleados llevan a cabo una denuncia pública a través de las redes sociales manifestando que no estaban violando ninguna ley y/o disposición.

Por otra parte informan que 8 familias de la localidad dependen de este emprendimiento.

Esto se da en el marco de la segunda ola de contagios de Covid-19, que se da a nivel nacional y que por consiguiente se dispuso desde el Ejecutivo Nacional un DNU, con medidas especificas de confinamiento y de regulación en lo comercial.

Puntualmente en la región se viene dando un crecimiento sostenido y exponencial de casos positivos, lo que debería demandar a los gobiernos municipales y comunales gestionar de manera puntual cada localidad más allá de las reglamentaciones generales, en vistas de afectar lo menos posible las pocas actividades comerciales que funcionan fuera de temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here