Creció la pobreza en Argentina al 35,4%. Cuando Macri pidió ser juzgado por los niveles de pobreza que hubiera al final de su gestión

De acuerdo con el Indec, el 35,4 por ciento de los hogares del país son pobres. El 7,7 por ciento de los argentinos son indigentes.

0
Foto: Gentileza

Por Redacción

Los datos del Indec, conocidos está tarde, marcan el índice más alto desde que Macri asumió el gobierno en 2015.

Lejos de los deseos de “pobreza cero” que anunciaba Mauricio Macri al asumir la presidencia, el Indec informó que en el primer semestre de 2019 el número de personas por debajo de la línea de pobreza creció al 35,4%, frente al 27,3% del mismo período de 2018. La cifra representa unos 15,9 millones de personas en todo el país —cerca de 3,8 millones más que el año anterior— cuyos ingresos no alcanzan para cubrir los servicios básicos.

En tanto, la indigencia —las personas que no tienen ingresos suficientes para hacer frente a las necesidades alimenticias— trepó al 7,7%, frente al 4,9% del mismo período de 2018. Se destaca la profundización de la pobreza extrema en el proceso de deterioro de la condiciones de vida, la cual aumenta en un 57,1%.

La cifra es la más alta en la era Macri: 3,2 puntos porcentuales más desde el 32,6% que se registró el primer semestre de 2016 (entre 2007 y 2015 el Indec estuvo intervenido).

El día que Macri pidió que lo juzgaran por los niveles de pobreza que hubiera al final de su gobierno

El 28 de septiembre de 2016 el presidente de la Nación, Mauricio Macri, brindó una conferencia de prensa junto a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, minutos después de que el nuevo INDEC, a cargo de Jorge Todesca, difundiera los datos de pobreza que llevaban dos años y medio sin publicarse. En abril de 2014 el entonces ministro de Economía Axel Kicillof había ordenado dejar de publicar los indicadores de pobreza.

Aquel día del primer año de gestión de Cambiemos el procesamiento de los datos de la Encuesta Permanente de Hogares determinó que en Argentina había un 32,2%. En total, había 8,7 millones de personas que residían en 31 aglomerados urbanos que eran pobres. Los indigentes sumaban 1,7 millones de habitantes.

Cuando Macri se subió al atril en la Quinta de Olivos y tomó el micrófono, pronunció una de las frases más simbólicas de su gestión: “Hoy sabemos cuál es la realidad. Este punto de partida es sobre el cual acepto ser evaluado como presidente: por si pudimos reducir la pobreza en este gobierno”.

De ahí en adelante repetiría en entrevistas y conferencias que quería que su gestión fuera evaluada por los niveles de pobreza con los que terminara su gobierno. Uno de los momentos más tensos en los que hizo alusión a ese objetivo fue cuando se aprobó la reforma previsional en diciembre de 2017. El Presidente defendió la reforma en el cobro de los haberes de los jubilados, confirmó el rumbo de gestión y aseguró: “Por la meta que quiero que se me juzgue es si pude o no reducir la pobreza. Esa es mi absoluta prioridad”.

Fuente: Infobae

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here