Investigación de la UNC dice que WhatsApp estimula la creatividad lingüística y no empeora la ortografía de los usuarios.

Una egresada de la Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba desarrolló un trabajo final donde analizó el uso del ciberlenguaje mediante la aplicación WhatsApp en estudiantes secundarios en la ciudad de Córdoba.

0
15

Por Redacción

En Argentina, 8 de cada 10 personas mayores de 4 años utilizan celular, según un informe del Indec. La propagación de dispositivos tecnológicos, entre ellos los celulares, ha influenciado diferentes aspectos de nuestra vida, incluso el uso cotidiano del lenguaje.

Un nuevo fenómeno surgido en ese ámbito es la multiplicación del ciberlenguaje o lenguaje chat, un modo de lenguaje que surge mediante el empleo de dispositivos electrónicos, cuya principal característica no es su movilidad sino que sus usuarios se encuentran siempre conectados.

Frente a esa tendencia, una egresada de la Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba, Karina Vanzo, desarrolló un trabajo final donde analizó el uso del ciberlenguaje mediante la aplicación WhatsApp en estudiantes secundarios en la ciudad de Córdoba.

Los resultados del estudio describen la utilización del ciberlenguaje en las aulas. Según las conclusiones, el uso de WhatsApp puede mejorar competencias lingüísticas de sus usuarios porque estimula el uso lúdico del lenguaje y la escritura creativa; porque mejora capacidades para regular procesos de aprendizaje; porque mejora la conciencia fonológica, y porque no empeora capacidades ortográficas.

Los emojis y la construcción de una identidad personal

El trabajo permite afirmar que la utilización de una escritura que combina ideogramas (significantes visuales no verbales, como los emoticonos emojis), con letras y profusión de signos de puntuación, sirve para la construcción de una identidad personal.

“La tecnología no empeora la ortografía de las personas. Desde siempre, con o sin teléfonos móviles o dispositivos, la buena ortografía procede del hábito de la lectura. Es importante reconocer que la aplicación WhatsApp es un espacio privado. Las nuevas tecnologías han conquistado un ámbito nuevo que antes la escritura no tenía: el de la informalidad. Se trata de una oralidad escrita y contextual que posibilita las conversaciones simultáneas, asincrónicas y de una multimodalidad. Abarca una extensión de nuestra competencia lingüística que entra mucho más en la cotidianidad y al alcance de todos”, agrega la autora del trabajo de investigación.

Fuente: UNciencia. Agencia universitaria de comunicación
de la ciencia, el arte y la tecnología

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here