Hoy en Punilla al Sur tenemos el agrado de tener nuevamente a Sandra Moyano, esta vez en este segmento semanal llamado “jueves en palabras”, mediante una hermosa  poesía llamada “Las hijas de la tierra”.

Sandra es una escritora asentada en Cuesta Blanca, que sus agradables palabras nos transporta a  distintas realidades y situaciones, conectando problemáticas y contextos  actuales, con saberes y sentires ancestrales.

Este escrito que hoy nos regala es un verdadero cable a tierra, esa tierra profunda y ancestral que sufre todos nuestros dolores …que sana todos nuestros dolores.

Las Hijas de la Tierra

Cuando una mujer
se arrodilla sobre la Tierra
y le entrega sus lágrimas,
una ancestral alquimia
despierta en sus entrañas.

Su llanto es semilla
de la cual brota la Fe.
Su desconsuelo, un conjuro
a la justicia.
Todo su cuerpo es Uno
con el aliento
que sostiene al universo.
Una mujer llorando
sobre la Tierra
es un grito que sacude
a la Madre,
que embravecida,
implacable, acude.
Siempre lo supe,
como todas.

Nunca provoques el llanto
de las Mujeres
que riegan la Tierra
con sus fluidos sagrados.

Ellas que le dieron
lágrimas, sangre
y el tremor acalorado
de sus mejores fuegos,
llevan anclado un pacto
corriendo por sus venas.

Un día, o tal vez
sea una noche,
la Diosa oscura
caminará el sendero
de quienes profanaron
la alegría de sus Hijas.
Sus perros negros
ladrarán justicia
y correrán sus enemigos,
sin descanso ni refugio.

Florecerá nuevamente
la armonía.
Tejerán las niñas
delicadas trencillas
que adornarán sus pasos.

Ella erguirá, por fin,
el estandarte ecuánime.

La seguirán,
danzando,
todas las hembras.

Autora: Sandra Moyano

                                                

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here