La capilla de Tala Huasi y una historia de compromiso vecinal

0
Punilla al sur

Por Mónica Manrique

En la pequeña comuna de Tala Huasi, de apenas 200 habitantes, ubicada en el sur de Punilla y  separada por el río de Icho Cruz, se levantó la capilla Cristo del Milagro y  María Reina de la Paz,  con el esfuerzo y compromiso de los lugareños,  cuya construcción  demandó 14 años y hoy es un lugar de visita permanente.

La iglesia llama la atención por su construcción y ubicación sobre la avenida Cárrega Núñez, la principal del pueblo. Las ventanas son siete rayos, que significan los siete sacramentos y los dones del espíritu santo. Este simbolismo se repite en el piso.

Catorce años de esfuerzos colectivos hasta que se inauguró  el 30 de diciembre de 2010.

Pasaron 25 años desde que un pequeño grupo de vecinos formaron la comisión para dar inicio a la obra. Como presidente Nicolás Miguel Giampaoli, tesorero Antonio Oreste Rivilli, arquitecto y funcionario comunal, contadora Hada Juárez de Perona y el sacerdote franciscano José Paz.  Luego se sumaron  más vecinos y pusieron en marcha el desafío con grandes esfuerzos personales.

 

La gruta Cristo del Milagro, lugar de encuentros litúrgicos y procesiones

Los vecinos de Tala Huasi, marcados por una impronta religiosa, se reunían en la misa una vez por semana en la gruta Cristo del Milagro, que aún está frente a la nueva iglesia y una de las condiciones de los lugareños fue que no se tocara, ya que en los planos de la construcción de la nueva iglesia pensaban sacarla.

Según relató a Punilla al sur Hada Juárez de Perona, quién estuvo estuvo desde el primer momento y fue la encargada de los balances durante todos los años que demandó la construcción, Una vecina generosa donó una importante cantidad de dinero con la que se permitió hacer toda la estructura de hormigón que tiene la capilla y el arquitecto Rivilli donó el material y mano de obra. Los demás integrantes de la comisión y vecinos de la zona fueron aportando dinero y materiales.”

“Pero la capilla no se podía terminar- comenta- y ya siendo Jefe Comunal el Capitán Bermúdez  dio el apoyo para que se  terminara la iglesia. Consiguió dinero para los pisos, subsidios de la provincia para los vidrios. Como político que era, ejecutó en otros ámbitos lo que los vecinos no podíamos.  Pagó de su bolsillo las luces, aportó gente para pintar la comuna  y la pudimos terminar”.

“Sin ventanas, ni puertas nosotros dábamos misa igual. Llegamos a tener 200 personas  y cuando juntábamos fondos haciendo paellas se nos llenaba de gente. Al igual que las Fiestas Patronales que hicimos hasta el año pasado, en que ya no la hicimos más”.

Y los festejos llegaron el 30 de diciembre de 2010

Este día que quedó grabado en la memoria de todos los habitantes de Tala Huasi. Se llevó a cabo la inauguración con una misa, procesión y festejos con la presencia de autoridades políticas, eclesiásticas y toda la comunidad.

La iglesia se abre solamente para dar misa los viernes a las 19 con el cura de Icho Cruz. En temporada invernal  asisten menos de diez personas y en el verano se llena de feligreses y curiosos.

Esta capilla forma parte del circuito turístico del sur de Punilla y vale la pena visitarla, para el asombro de todos y como referencia a la constancia y tesón de un pueblo comprometido  que lo hizo posible.

Punilla al sur

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here