La escuela de Icho Cruz estrena sus 70 años.

La celebración comienza con una peña organizada por la cooperadora

0
188

Por Mónica Manrique

Este domingo 8 de octubre, la escuela primaria de Villa Icho Cruz, Mercedes San Martín de Balcarce, da inicio a una serie de actividades por sus próximos 70 años. Músicos y bailarines, entre otros, Pachi Herrera, Ramiro González, Sombraitoro, Ladran Sánchez, darán el puntapié inicial a una serie de actividades por el nuevo aniversario de la  primaria de la Villa.

Allá por 1947, un  21 de noviembre abrió sus puertas la primera escuelita rural de Icho Cruz con 20 alumnos y tres grados: 1 inferior,1 superior y segundo,  en un local perteneciente a Florinda de García,- ubicada atrás del hotel Icho Cruz-  quién cedió gratis el lugar por un año y luego fue alquilado por el Consejo General de Educación .

La escuela,  según testimonio de Elena Papi – primera directora-  tenía “una sola aula, amplia, ventilada y en buenas condiciones de higiene y construcción por la que se pagaba 35 pesos mensuales,  mientras se terminaba la construcción del nuevo edificio escolar”. Girante Gava, pionero de la Villa, fue quién levantó la nueva escuela y hoy  un recordatorio en la sala de oficios, lleva su nombre.

Durante el gobierno del General Vargas Belmonde se construye el actual edificio, en un terreno donado por Luis Iglesias,  que fue inaugurado durante el mandato del gobernador Brigadier Ignacio de San Martín. Poco tiempo después la escuela  fue designada de ciclo completo  funcionando de 1 a 7 grado, doble turno, 3 horas por la mañana y 3 por la tarde.

Entre otros datos desconocidos para la mayoría,  en 1953 se instaló un dispensario médico que funcionó en la escuela con un médico y enfermera que atendían a todos los vecinos del pueblo.

Nuestra escuela siempre ha resistido…

Mónica Bramajo,- directora-  recibe a Punilla al sur, mientras trabaja con los  padres de la cooperadora preparando las empanadas para la gran peña del domingo mientras repasa su vida enraizada en sus aulas  “ Yo llegué a Icho Cruz a los 8 años y vine a esta escuela. Había dos aulas, que son las de la galería y funcionaba como escuela rural, multigrado. En un aula daba clases la señorita Yolanda en 1, 2 y 3 grado y Minina, que fue la primer directora en la otra a 4,5,6 y 7grado”.

“En ese momento seríamos 50 alumnos – rememora- y Minina vivía en la escuela, porque entonces tenía una casa habitación.  Venían chicos  de Copina, estancia San Bernardo, los peones que vivían en la zona y tenían niños en edad escolar, los traían en camioneta y otros llegaban a caballo”.

“Con el transcurso del tiempo fue  cambiando, tuvo altibajos, pero siempre la gente del pueblo apostó por la escuela. La matrícula cada año sube más, ahora tenemos 220 alumnos en  jornada completa, de 8 a 14. En jornada extendida tenemos los cinco campos en formato taller, con la gran ventaja de tener un solo turno porque tenemos mucho espacio, y al trabajar en formato taller la dinámica y el trabajo de aprendizaje es distinto”.

Casi al cumplir los 70 años, con toda la historia del país que atraviesa a la educación,  Mónica sostiene  “Nuestra escuela ha  resistido  los embates sociales, culturales, pero siempre se ha mantenido  muy fuerte como institución” y  recuerda a todas las directoras  que la precedieron: Haydée Elena Papi, Yolanda Ceballos de Sayavedra, Noemí Gladis Malizani, Amanda de Comini, Adela Amalfi y  Marilu Cataneo”.

 

Las peñas, ese lugar de encuentro

El folclore y la raíz nativa siempre estuvieron presentes. Allá, por  1953 se creó el grupo de alumnos y ex alumnos de bailes folclóricos y desde entonces nunca faltó la danza y la música.

“Siempre las peñas estuvieron -comenta Mónica Bramajo, quién está en la foto- porque   la escuela primaria  fue generadora de una gran convocatoria,convencidos de rescatar lo del pueblo, con identidad y la gente se apropia de ello. Está bien que vengan artistas de otras partes, pero está bueno que se reconozca al nativo, al  lugareño. Los Hermanos Domínguez que son de Icho Cruz, siempre están presentes al igual que las academias de danza y participan todos los chicos de la escuela”.

“Este domingo que estarán Pachi Herrera y Ramiro González, si bien no nacieron acá,  hace tiempo que viven en el pueblo, apuestan por  la escuela,  mandan  sus hijos a esta escuela y son parte de nuestra comunidad”.

Hay que picar kilos de cebollas, armar cientos de empanadas y la dire  se sumó a la cocina porque no hay más tiempo. Para finalizar,  nos dice: “Esta peña es el inicio de la celebración por   los  70 años y como cierre, el 10 de noviembre será  la puesta en escena de la murga de la escuela y en diciembre, en el acto académico del cierre escolar, haremos una conmemoración para todo el pueblo, que siempre nos acompaña y apoya”.

“…ay, chinita, no llores, vamos pal’Icho Cruz, donde está la alegría para hacerte reír…” tatareamos bajito la canción de Orozco-Barrientos, Celador de Sueños, esperando la suma de brazos y abrazos en la peña del domingo, para que la cooperadora siga aportando instrumentos musicales, trajes para la murga y sueños para los chicos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here