La lluvia, tan esperada, se siente en el sur de Punilla

Las precipitaciones fueron mínimas para aumentar el caudal del río, pero importantes para paliar la sequía

0
Punilla al sur

Por Mónica Manrique

La lluvia que comenzó al atardecer del miércoles y continuó hasta el mediodía de este jueves, marcó el fin de la sequía de casi cien días.

Si bien la caída de agua no es significativa para el caudal del río San Antonio, que no creció y permanece en estado alarmante, sirvió para paliar tanta tierra y permitir el riego natural en zonas donde están en alerta naranja.

Sobre la cuenca del río San Antonio, llovieron 11 mm, en la cuenca alta, 12 mm en la cuenca media y 13 mm en la baja, mientras que cayeron 16,3 mm sobre el arroyo Las Mojarras, 21,5 mm sobre el río Cosquín y 9,25 sobre el arroyo Las Jarillas.

Todos los vados están abiertos: Cabalango, Estancia Vieja y Las Brisas de San Antonio de Arredondo.

Sin embargo, la lluvia tan esperada, visibilizó  el estado de las calles de las poblaciones del sur de Punilla y el poco mantenimiento sobre las mismas. En las redes locales, las quejas de los vecinos se hicieron sentir ante el anegamiento e intransitabilidad de arterias importantes. La falta de políticas de gobierno, quedan expuestas ante la sequía y las primeras lluvias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here