Por Mónica Manrique

La mejor noticia de estos días llegó hace unos minutos por Twitter. Oficialmente el incendio de San Javier, La Población y La Travesía están contenidos y bomberos permanecen en guardia de cenizas.

Hace tres días que casi 200 bomberos voluntarios,le ponen la piel y el coraje a las llamas en una contienda feroz. Arriesgaron su vida a cada instante. Alguno tuvieron que ser asistidos medicamente. Hubo familias evacuadas con mucho miedo a las llamas. Pero siempre estuvieron contenidas.

Casi seis mil hectáreas con bosque nativo se quemaron. Decenas de animales muertos. Un paisaje desolador que hoy nos arrasa por la torpeza de los hombres, que causan los siniestros, con todos los daños que implica y el dinero que se debe invertir para paliar la brutalidad humana.

La tierra quema. Arde. Es ceniza. Los bomberos siguen siendo los héroes anónimos a los que debemos este fin del mayor incendio de los últimos tiempos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here