Multitudinaria convocatoria por la fiesta de la virgen de La Candelaria

Menos de un centenar de personas participaron de la celebración religiosa y más mil en la fiesta popular y gratuita. La política no estuvo ausente en el “Corralito VIP”.

0
121

Por Mónica Manrique

La noche del 2 de febrero quedará grabada en la memoria de los funcionarios de San Antonio. Por primera vez, lograron reunir a una multitud en una convocatoria popular, en la que se presentó la nueva bandera y el himno a San Antonio, un logro de autor anónimo que recuerda nuestras raíces comechingonas, Don Arredondo, los cóndores, el río  y la influencia Franciscana, desde hace 200 años.

La fiesta de la Virgen de La Candelaria, lleva 11 años realizándose en  este lugar del sur de Punilla. Fue un retomar después de largo tiempo de ausencia de una tradición que antiguamente, desde hace más de 70 años, la convocaban los sacerdotes. El 2 de febrero – recuerdan los lugareños memoriosos- se sacaba por las calles los estandartes  y las imágenes con la imagen de San Antonio, que la portaban los hombres  y la virgen Del Valle, llevada por las mujeres. Época nostalgiosa a las que concurrían pobladores de todas las localidades y lo importante era la festividad religiosa. La fiesta popular acompañaba esta tradición.

Durante muchos años cayó en el olvido, hasta que los Franciscanos volvieron al noviciado y allí comenzó esta nueva etapa, que nunca logró convocar a los vecinos. Los nuevos sacerdotes, con una impronta diferente, intentan  congregar y reunir, desde lo espiritual y social a un pueblo dividido por el río y sus disparidades  sociales y políticas.

Gentileza radio Universo

Los lugareños religiosos, volvieron a celebrar

Todas las actividades se realizaron en un camping. No hubo procesión por las calles y llegada la iglesia. El temor a la fatídica ruta 14, hizo que en un mismo espacio se realizara la procesión, misa, desfile gaucho  y fiesta popular con artistas convocantes.

Acostumbrados a ver agónicas procesiones y fiestas sin gente, lo de ayer fue un hito, producto del trabajo de los curas y también de las autoridades, que ante tantas dificultades, apostaron a la alegría. La misa cantada fue un revivir para los creyentes, que son muchos, en estas localidades.

En paralelo, llegaban cientos de autos y casi un mil de almas que se sentaron en el predio para disfrutar de los artistas invitados, en una noche poblada de estrellas.

Patricia Cicerone, la intendenta, ya en el escenario acompañada por Mariela Rojas de Cultura, presentaron la nueva bandera de San Antonio, con su simbolismo y la promesa que la escuela primaria y secundaria, la tendrán.

El Himno a San Antonio y la emoción de aquellos que conocen la historia. Sorpresa de los nuevos habitantes.La letra simple y precisa que fue una poesía transformada en himno por un escritor anónimo, puso en conocimiento de todos, el origen de nuestras raíces. Fue interpretada por Marina González, acompañada por el grupo de danzas del “Negro” Valdivia, quienes, desde hace un mes, trataron de poner en la danza, la historia de nuestros antepasados. Mucho trabajo y emotividad realizada por este grupo de bailarines, que bajo la dirección del “Negro” hicieron una puesta magnífica, de la que no pudieron disfrutar los presentes, por la distancia del escenario y la falta de transmisión en la pantalla gigante de lo que ocurría en el escenario. Los sponsores, acompañaron la danza.

 

El “Corralito VIP”

Acostumbrados a los VIP, en todos los ámbitos, en el predio se notó el sesgo divisor. El “corralito VIP”, dónde estuvieron presentes casi todos los jefes comunales e intendentes de Cambiemos del Departamento Punilla. Hasta el Defensor del Pueblo Mario Decara, estaba allí. De punilla sur estuvieron los jefes comunales de Mayu Sumaj y Tala Huasi.

El “corralito” ese espacio visible e invisible, que separa a los políticos del pueblo, “los soberanos” que los votaron y por quienes gozan de privilegios negados al resto de los ciudadanos, sigue marcando la distancia entre los que gobiernan y sus representados.

Y la fiesta siguió hasta la madrugada

Las figuras invitadas fueron convocantes: Doña Jovita, haciendo sus travesuras, sus historias comprometidas y su larga historia en defensa de la tierra. Los Trajinantes, con ritmo y color; y después estuvieron  Pichi Acosta, Amigos del Encuentro y el melódico privilegiado de la zona Angel Martin.

Y… como canta Joan Manuel Serrat “Se acabó. El sol nos dice que llegó el final,
por una noche se olvidó que cada uno es cada cual.
Vamos bajando la cuesta, que arriba en mi calle se acabó la fiesta”.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here