Murió Cacho Castaña a los 77 años.

Autor de letras inolvidables y "machirulo"

0

Por Mónica Manrique

La muerte de Cacho Castaña no tomó por sorpresa a quienes esperaban este desenlace, después de haber estado internado en terapia intensiva en el Sanatorio de Los Arcos, desde el sábado 28 de noviembre por una afección pulmonar.

Le gambeteó a la muerte por largos años, con el pucho de compañero eterno y la cocaína que dejó secuelas, aunque había abandonado su romance con ella hace ya tiempo.

Cacho, el controvertido “machirulo” como se le llamó estos últimos años, por sus polémicas declaraciones, vivió su vida al límite, sin importarle ningún absolutismo.

Escribió letras de canciones que serán recordadas y cantadas por siempre; “Garganta con Arena” dedicada al Polaco Goyeneche; “Café la Humedad”; “Naranjo en Flor”; “La Gata Varela”; “Para vivir un gran amor”, entre algunas que se incluyen en sus más de 600 canciones grabadas en 50 discos.

Obtuvo el reconocimiento en todos los escenarios del mundo a lo largo de estos años y críticas muy marcadas  en la última década  por temas como “Si te agarro con otro te mato y  “Me gustan las mujeres con pasado” … me gustan las mujeres que se van cuando amanece y algunas te agradecen el favor…y saben cuándo quiero que se vayan y me dejen soñando con la historia de otro amor…”

Polémicas declaraciones que despertaron críticas masivas

En una entrevista para el programa Involucrados, Castaña se lanzó  con una frase hieriente y dolorosa para miles de personas, que fue digna de repudio: “Si la violación es inevitable, relájate y goza”.

Antes de eso, en la misma nota, también había dicho “andá a saber qué piensa la mujer, ¡andá a saber qué piensan las mujeres! Hace años que los poetas, antes de Cristo y después de Cristo, queremos saber qué tienen en la cabeza y nunca lo supimos. Entonces, que hagan lo que quieran muchachos”.

Con sus aciertos y sus desaciertos, con su talento como músico, Cacho Castaña logró trascender porque, como escribió en su tango “Voy camino a los cincuenta”: “Me da bronca cuando pienso que ya está, que esto fue todo, y que sigo estando solo por mi forma de pensar (…) Voy camino a los cincuenta, punto y coma de la vida /sin pensar, sin darme cuenta, cerca del punto final. Voy… Voy camino a los cincuenta y a pesar de lo que digo…/por lo mucho que he vivido… Yo no me puedo quejar…”.

Y vivió hasta los 77.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here