Pese al alerta roja en San Antonio y el río con escaso caudal de agua, vuelven los camiones regadores a la calle.

Por presión de los vecinos se incumple con lo establecido por el propio municipio, pese a la sequía.

0
175

Por Mónica Manrique

En el mes de noviembre, en menos de 24 hs se pasó de alerta roja, amarilla y roja nuevamente. El martes  14 de ese mes la municipalidad de San Antonio de Arredondo  por decreto 0244/17 levantó el alerta roja que regía para el municipio, pasando a alerta amarilla bajo el justificativo “el servicio de agua ha entrado en un periodo de normalización en cuanto al consumo, se decretó el estado de alerta amarilla, por lo que los vecinos podrían volver a usar el agua normalmente, regar plantas y lavar autos”.

Al día siguiente, 15 de noviembre y por decreto 0247/17 se declara alerta roja ”a partir del día de la fecha, para el uso de agua corriente, de acuerdo a lo solicitado por la Cooperativa Integral de Provisión de Servicios Públicos, vivienda y consumo de Villa Carlos Paz, y  que a fin de evitar el uso excesivo del agua generando problemas en el abastecimiento de la misma en los hogares de esta localidad, es necesario declarar alerta roja en todo el ejido municipal prohibiendo el riego de parques, llenado de piletas y lavado de vehículos automotores; que de advertirse el mal uso del agua, la Municipalidad aplicará las sanciones correspondientes y que durante el tiempo que siga la alerta citada se dispone utilizar el agua solo para consumo humano”.

Como la norma nada establece sobre el uso del agua del río para llenar el camión regador, en la información publicada en el Facebook de la municipalidad  se  destaca  “Sres. Vecinos, informamos que si se observa al camión regando las calles de nuestra localidad, esto se realiza con agua de vaciamiento de piletas particulares, previa solicitud al municipio”.

El camión regador presentado el 22 de agosto de 2017

El nuevo camión regador fue chocado dentro del galpón municipal y aún permanece roto.

El flamante camión regador que compró el municipio el 22 de agosto del año pasado por un monto de más de un millón de pesos,  dejó de pasar por las calles porque fue embestido por otro vehículo de gran porte dentro del galpón municipal, permaneciendo fuera de servicio hasta ahora.

Punilla al sur consultó a las autoridades municipales quienes aseguraron “que contrataron camiones regadores a un empresa para responder a la demanda de los vecinos por la tierra que se levanta a diario en las calles del pueblo, convirtiéndose en motivo de reclamo permanente”.

Agregaron además “que fueron solicitados a Recursos Hídricos de la provincia todas las autorizaciones para poder sacar agua del río con los camiones regadores”.

Sin embargo, el propio municipio está violando lo manifestado el 15 de noviembre, respecto a que  el camión “regará  las calles de nuestra localidad, con agua del vaciamiento de piletas particulares, previa solicitud al municipio”.

Si bien en estos últimos días debido a la pequeña creciente que ingresó al San Antonio y trae un poco más de agua, la inquietud latente entre muchos vecinos es saber qué decisión tomará  la municipalidad  cuando el río vuelva a su nivel más bajo, como hace tres días, y se sigan extrayendo miles de litros de agua por día.

Camión contratado por la municipalidad, sacando agua del río. 9 de enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here