¿Quién protege la vida y seguridad de los vecinos en San Antonio?

La responsabilidad entre el municipio y provincia pone en riesgo la vida de quienes tienen que tomar colectivos e ir al colegio

0
Punilla al sur

Por Mónica Manrique

Años interminables sobre irresponsabilidades conjuntas entre municipio y provincia, acelera la inseguridad de los peatones que deben circular por la ruta 14 en el tramo de San Antonio de Arredondo,  y ahora a  quienes tienen que  tomar los ómnibus en una garita, en medio de la nada y a oscuras.Al igual que los alumnos del colegio secundario y quienes deben ir al dispensario Central.

Hace años la disputa comenzó con la instalación de los semáforos en la ruta provincial  que pasa por San Antonio de Arredondo. La municipalidad los puso en funcionamiento con centenares de críticas de los vecinos por las demoras que generaban y la provincia no permitió su funcionamiento por que no cumplían con la autorización correspondiente.

Punto final. Uno de ellos sigue intermitente a la altura del vado  Las Brisas y dejaron de funcionar, ocasionando decenas de accidentes en estos últimos tres años.

Con la nueva traza inaugurada el viernes pasado Las Jarillas-San Antonio, camino que unirá con las Altas Cumbres, la garita anterior, a la vera de la ruta fue demolida y construyeron otra.

La nueva garita está ubicada a muchos metros de todas las salidas del municipio. Hay que caminar más de un kilómetro – desde el puente verde, el más cercano- hasta llegar, cruzando la ruta, en la mayoría del día sin directores de tránsito.

Los vecinos que deben tomar el primer ómnibus antes de las seis de la mañana caminan solos y temerosos, en una zona convertida en un paisaje tenebroso.

No hay luz, ni seguridad. Los reclamos son urgentes. Pero la responsabilidad va y viene del municipio a Córdoba. Sólo funciona la rapidez en las fotos oficiales de inauguración. Después es la nada para los ciudadanos .

¿Cómo llegan los alumnos de la secundaria y quiénes van al Centro Cívico  sin correr riesgos?

Lo grave se presenta en estos días cuando los alumnos del IPEM 348, Gabriel García Márquez, deben llegar hasta el colegio cruzando la ruta sin puente peatonal ni seguridad.

Ocurre lo mismo para los peatones que se dirigen al Centro Cívico donde está instalada la sede municipal, el dispensario, SUM y policía y el jardín maternal ¿próximo a inaugurar?.

Cuando falta poco más de un mes para las elecciones municipales, si esto no se soluciona, habrá que rezar para que no haya víctimas por la inoperancia estadual.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here