El Museo Numba Charava fue fundado en 1991, como parte de un proceso de
institucionalización en torno a una colección arqueológica formada desde 1949 por Don
Esmeraldo Ledda, vecino de Villa Carlos Paz.

Desde el comienzo, antes que existieran regulaciones provinciales, Esmeraldo y su familia
comprendieron el sentido público de la colección, procurando diversas alternativas de
musealización, en contextos generalmente adversos, la apertura al trabajo de
investigadores, desde la década de 1960, y su declaración ante los organismos oficiales una vez que se instituyeron normativas específicas (ley provincial n° 5543 de 1973, reglamentada una década después).

Desde hace 10 años, la Fundación Esmeraldo Ledda es el organismo designado por la
Agencia Córdoba Cultura, autoridad de aplicación de la ley n° 5543, para la custodia legal
de la colección y para el desarrollo de la propuesta cultural, científica y educativa del
Museo Numba Charava.

Con mucho esfuerzo, compromiso y convicción, durante el extenso período en que el
museo no tuvo una sede se pudo sostener, en Villa Carlos Paz y el sur de Punilla, una
propuesta constante, especialmente enfocada en talleres y muestras itinerantes en
escuelas, que mantuvieron su presencia en la comunidad.

En 2013 la Fundación Esmeraldo Ledda gestionó un espacio para las salas de exhibición y
para el desarrollo de sus programas culturales y educativos en el Parque Estancia La
Quinta de Villa Carlos Paz, a partir de un convenio con el Municipio, con el apoyo de la
Asociación de amigos del Parque y en cumplimiento de la Ordenanza n° 3359 del año 1998,
que estableció la expropiación del inmueble para la instalación del museo arqueológico.

Esto permitió una nueva etapa en la visibilidad e incremento de la labor, con un aumento
sostenido del número de visitantes, vecinas y vecinos de la ciudad y localidades cercanas,
turistas de variadas procedencias y especialmente, estudiantes de escuelas locales y de la
región.

Estos últimos reciben diversas opciones de visita guiada, con la realización de actividades
previas y posteriores, talleres presenciales, de acuerdo a programas públicos diseñados
desde el Área Educativa y de Promoción Cultural del museo. Como institución de puertas
abiertas para la participación, desde el espacio en el Parque Estancia La Quinta el museo
impulsa una agenda con múltiples actores del campo educativo, turístico, cultural, comunidades originarias, etc., como se verifica en la actividad registrada en redes sociales a lo largo de los años. Invitamos a recorrer nuestras redes FB: @museonumba IG:
@museo_numba_charava y este brevísimo resumen de las acciones anteriores a la
pandemia https://blogs.ffyh.unc.edu.ar/trazosnativos/?p=579

El museo también consolidó un área de investigación científica, que suma en la
actualidad los aportes de una veintena de profesionales del campo de la arqueología,
docentes de la Universidad Nacional de Córdoba, investigadores, becarias y becarios del
CONICET, así como estudiantes de carreras de arqueología, historia y antropología de
diferentes universidades. De este modo, la institución se posiciona como un actor relevante
en la formación de nuevos recursos humanos en estas disciplinas y, asimismo, en su aporte
en la producción de nuevos conocimientos, plasmados en numerosas publicaciones del
ámbito académico nacional e internacional, editadas durante la última década.

Una faceta destacada, que expresa el arraigo en la comunidad, es un proceso inédito de
entregas voluntarias de bienes arqueológicos por parte de vecinos y vecinas,
recolectados generalmente en las costas del lago San Roque y que permanecían como
tenencias no declaradas. Esto resulta en una transferencia hacia el ámbito público, para un
mayor acceso colectivo, asimismo en un incremento de la colección original, y en forma
significativa, contrarresta un fuerte proceso de destrucción y pérdida. Durante décadas y en un contexto de “explosión” urbana que experimenta el valle, se formaron colecciones
particulares, no declaradas (ilegales) y luego casi siempre extraviadas, mientras que las
pocas colecciones que no se extraviaron se conservan en instituciones fuera del territorio
de Punilla sur.

Por una decisión institucional, desde su creación el museo no conserva restos humanos.
Sí adhiere al rescate y estudio de contextos funerarios en peligro de destrucción, mediante
metodologías procedentes del campo de la arqueología y la antropología biológica, con
acuerdos de restitución con las comunidades originarias.

También adhiere, desde hace muchos años, a la realización de estudios de impacto
arqueológico, frente a las obras que dañan los relativamente pocos sitios que aún no
resultaron destruidos por el proceso que referimos como de “explosión urbana”. No solo
aquellas de carácter público y de mayor tamaño, como rutas y gasoductos, sino también
obras medianas, pequeñas y particularmente también obras privadas, de acuerdo a la
sensibilidad arqueológica del sector afectado. En tal sentido, se subraya que el territorio sur
de Punilla, con una apreciable concentración de sitios pertenecientes al pasado precolonial,
no cuenta aún con ningún antecedente de estudios de este tipo.

En este contexto de vulnerabilidad, y más allá de la información que aportan las colecciones, se obtienen datos irreemplazables cuando se practican excavaciones cuidadosas de contextos aun preservados, documentado detalles y recuperando restos que comúnmente desechan los “aficionados” y no forman parte de las colecciones. Por ello, en el sur de Punilla se desarrolla un proyecto de investigación arqueológica, con la participación del Área Científica del museo, con integrantes y financiamiento del CONICET, de la Universidad Nacional de Córdoba y la correspondiente autorización de la Agencia Córdoba Cultura (autoridad de aplicación de la ley n° 5543, resolución 451/18).

En 2020, las fundaciones Esmeraldo Ledda y Ecosoam firmaron ante escribano público un
convenio para crear un espacio adecuado para la conservación y estudio de un conjunto
material voluminoso y con diversos requerimientos de infraestructura y equipamiento,
según estándares definidos por las disciplinas científicas y regulados por la autoridad de
aplicación de la ley n° 5543. De este modo, a fines de 2020, en pleno contexto de pandemia, con la suma de esfuerzos de las instituciones y sus numerosas personas, con sus sensibilidades y valoraciones hacia su lugar y su pasado, se consiguió inaugurar Achala
Sacate, la Reserva Patrimonial y Laboratorio del Museo Numba Charava. La misma se encuentra en el predio de la Fundación Ecosoam, en Villa Las Jarillas, y constituye un
espacio para la conservación e investigación de los objetos, de características inéditas para
un territorio local en la provincia de Córdoba, fuera del caso de los museos universitarios y
metropolitanos. Las tareas en Achala Sacate son realizadas por integrantes y bajo la
responsabilidad de las áreas Científica y de Conservación del museo.

Junto a una labor incesante de registro, inventariado, conservación, investigación y
publicación de un conjunto formado por varios miles de objetos del pasado precolonial del
territorio sur del valle de Punilla, llevada a cabo en la Reserva Patrimonial y Laboratorio
Achala Sacate, también se realiza un proceso de digitalización de cada una de estas
piezas, que próximamente dará accesibilidad a un inmenso caudal de información que nos
pertenece a todas, todos, todes, incluyendo obviamente las generaciones actuales y del
futuro. Este proyecto particular de digitalización es realizado con financiamiento público del
CONICET y de las Fundaciones Williams y Bunge y Born, para colecciones de alto valor
científico de la República Argentina.

En forma sostenida, a lo largo de décadas, el museo intenta aportar a la visibilización de
determinadas problemáticas, realizar preguntas, alentar el diálogo de miradas, en torno a
cuestiones centrales de nuestra identidad, memorias, ocultamientos, sobre los vínculos
colectivos y el futuro. Desde allí, con sensibilidad, apertura y conocimientos construimos un
lugar y acumulamos una trayectoria en nuestra comunidad.

Renovamos la invitación a visitarnos todos los días en las salas de exhibición en
el Parque Estancia La Quinta y seguirnos en nuestras redes sociales:

Los Zorzales 241, Villa Carlos Paz, Provincia de Córdoba, Argentina
Museo Arqueológico Numba Charava Facebook: @museonumba
Instagram: @museo_numba_charava

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here