Este domingo 30 de Octubre, un nuevo accionar por parte de empleados comunales, una de ella con adhesión política al espacio “Hacemos por Córdoba”, llevaron a cabo acciones delictivas en propiedad privada.

Desde hace varios meses en la localidad de Cuesta Blanca, se viene llevando a cabo el amedrentamiento institucional por parte de la Comuna de esa localidad, contra una vecina.

Funcionarios de la administración de turno, se apersonan en la propiedad de la Sra. Sandra Moyano, invaden su propiedad y llevan a cabo la rotura de postes e interrupción del servicio de agua potable.

Se realizaron las denuncias pertinentes cada vez que se padeció el accionar de estas personas identificadas por los vecinos, no solo en la comisaria local sino también en distintos organismos provinciales, ya que el accionar de las instituciones locales, policía y comuna se rehúsan a garantizar el estado de derecho que debería imperar.

Lejos de los discursos por parte de autoridades policiales y del ministro de seguridad que la semana pasada estuvieron en la región, y apelaban al acompañamiento al vecino por parte de los efectivos, la policía de icho cruz, según las expresiones de sus propios efectivos dieron cuenta del direccionamiento político que existe en detrimento de los derechos individuales.

Como siempre surge el mismo interrogante sobre estos casos, ¿Por qué la necesidad de funcionarios locales de accionar violentamente y fuera de la ley si existe un expediente abierto en la justicia? ¿Cuál es el apuro que los motiva en su accionar? Cuando se incurre en la intranquilidad, es porque se asume una situación legal endeble en su reclamo.

El Barrio Comechingones hace años viene exigiendo vivir en paz, y dice basta a las acciones mafiosas de un puñado de personas. Se hace una llamado de atención a referentes políticos regionales intervengan en favor de la convivencia y el respeto al estado de derecho.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here