El ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, reafirmó el reclamo argentino por la soberanía de la Islas Malvinas durante la Conferencia para el Fortalecimiento de la Cooperación Atlántica, desarrollada este martes en la ciudad de Nueva York, cuya jornada fue convocada por el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, en la que participaron otros 15 países.

En la reunión, Cafiero sostuvo que su país “aspira a que el Atlántico Sur sea una región reconocida como un ejemplo de paz y diálogo entre las naciones”. Para ello, agregó el funcionario, “resulta ineludible encontrar una solución por medios pacíficos a la controversia de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, la cual lleva casi 190 años”.

Con ese tono, el canciller pidió “preservar esta región de tensiones políticas extrarregionales”. Y añadió: “Destacamos, en particular, la resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que declaró ‘solemnemente’ al Océano Atlántico entre África y América del Sur como Zona de Paz y Cooperación”.

Cafiero: “La presencia militar del Reino Unido es injustificada”

Cafiero remarcó que “la presencia militar en el Atlántico Sur del Reino Unido es injustificada, desproporcionada y violatoria de la resolución 2065, que exhorta a los Estados de todas las regiones del mundo, pero especialmente a los Estados militarmente más poderosos, a respetar esa declaración”.

Con más énfasis, el ministro expresó: “La Argentina reafirma en forma inclaudicable sus legítimos derechos sobre estos territorios. Las Naciones Unidas, ya en la citada resolución, definieron la Cuestión de las Islas Malvinas como un caso especial y particular de descolonización, y así como la ONU, la OEA y otros foros internacionales y regionales, realizan sistemáticamente un llamado a reanudar las negociaciones bilaterales como medio para poner fin a esta disputa”.

El encuentro entre funcionarios de diversos países se desarrolló en el Lotte New York Palace Hotel. El objetivo fue plantear consultas para la creación de una asociación internacional para la Cuenca del Atlántico. Allí estuvieron presentes representantes de Portugal, Brasil, Ghana, Angola, Canadá, Colombia, Costa Rica, Guinea-Bissau, España, Reino Unido, Costa de Marfil, Mauritania, Países Bajos, Irlanda y Guinea Ecuatorial.

Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here