La vida política en las comarcas del sur a veces se ven opacadas, más allá de los tintes partidarios que uno puede o no comulgar, con cuestiones como las que se transcriben más abajo, de fuentes allegadas a los protagonistas y que deseamos transcribir, para generar conciencia en la sociedad a fin de extirpar ciertas prácticas que por suerte hoy en día ya no pasan desapercibidas. Al pie hacemos un breve comentario.

0000

El lunes 13 de junio se convocó a reunión plenaria para votar a las autoridades partidarias del Partido Justicialista de San Antonio de Arredondo, a la vista de las elecciones internas realizadas el día 27 de marzo.

Se contó con la presencia de la Secretaria de Desarrollo Social de la Provincia de Córdoba, Sra. Debora Petrakovsky, quien hizo entrega de diplomas a los presentes y luego se retiró del recinto para permitir la deliberación de los consejeros.

En la fecha y hora citadas, los 10 consejeros titulares electos dan inicio a la asamblea para votar a las autoridades partidarias. Ellos son: Moyano Ariel, Viscellino Sonia, Herrera Julio, Núñez Graciela, Mellano Franco, Lorusso Lennle Agustín, López Yanina, Ulliarte Jessica,Moyano Liliana,López Jesús.

La reunión plenaria tenía la función de votar al presidente, vicepresidente, tesorero y secretario de actas del PJ de San Antonio de Arredondo.

Pero la asamblea se vio imposibilitada de continuar debido a la actitud violenta, agresiva, intempestiva, antidemocrática y discriminatoria del Sr. Ariel Moyano para con dos de las compañeras presentes (Sonia Viscellino y Graciela Nuñez) ya que en el momento de la votación contaba solamente con 4 votos a su favor, cantidad insuficiente para ser proclamado presidente.

Ante la posibilidad de no ser votado por mayoría para transformarse en el presidente del PJ de San Antonio de Arredondo; el Sr. Ariel Moyano desató una serie de manifestaciones verbales violentas e intimidatorias hacia las compañeras mujeres, originado a partir de ese momento mucha tensión y confusión entre los presentes por la falta de cordura del funcionario provincial Moyano, quien en ningún momento pidió disculpas por su accionar, dejando mucho que desear de alguien que pretende dirigir no sólo el partido justicialista de la localidad, sino también el Municipio.

Fue tal el grado de intimidación y agresividad ejercida por Ariel Moyano que Viscellino y Nuñez radicaron una exposición policial por tal actitud misógina y violenta (ver adjunto).

En el momento más tenso de la reunión plenaria, el Sr. Moyano se retiró del recinto llevándose consigo el libro de actas lo cual imposibilitó que los 6 consejeros que aún no habían votado, pudieran hacerlo.

Esta actitud no es nueva en Ariel Moyano, cabe recordar que estando en función como concejal en el Concejo Deliberante de la Municipalidad de San Antonio de Arredondo, en diversas oportunidades se dirigió hacia sus pares concejales mujeres con la misma violencia verbal y psicológica que demostró ese lunes 13 de junio.

Es necesario remarcar, que cuando se llevó a cabo la formalizaciòn del Punto Mujer en la localidad, que ya venía funcionando, la ministra a cargo del Ministerio de la Mujer, hizo hincapié en la necesidad de que los funcionarios en actividad o en carrera, tuviesen muy en claro los aspectos referidos a la problemàtica de genero, porque nuestra sociedad lleva mucho tiempo tratando de erradicar esas conductas en personas que dañan todo trabajo social y político realizado, no solo en nuestra localidad, sino a nivel nacional.

Por todos estos motivos consideramos inaceptable que un funcionario de gobierno provincial plasme estas actitudes contrarias a la política provincial en el plenario. El atropello vivido en lo que debía ser un acto democrático al tomar posesión las nuevas autoridades partidarias es un escándalo, que nada aporta a la convivencia de aquellos que piensan distinto, y que por su condición de mujer sufren estas situaciones ya inaceptables.

¡Creemos firmemente en la construcción militante respetuosa, inclusiva, participativa, plural y democrática en pos de los intereses colectivos!

0000

Cuando en cada oportunidad desde este portal bregamos por los principios ciudadanos del ejercicio democrático de nuestro sistema de representación, entendemos que estas actitudes coercitivas de las libertades individuales plasmadas en la Constitución, nada tienen que ver y muy lejos están de lo que debería ser un referente político. Si bien también entendemos que justamente esta imagen del “referente” nos hacen mucho daño como comunidad, simplemente por la cosmovisión unipersonal del ejercicio político y por quedar atados a esta clase de actitudes individualistas típico del caudillo que nada tiene para ofrecer más que ocupar cargos ad eternum. Tal se deja ver de primera mano que un funcionario de nivel provincial que no ha podido demostrar su expertise en la gestión pública y que cuando tuvo la oportunidad eligió otros cargos al de la vida política local, plasmado en la renuncia a su cargo de concejal. La sociedad ya no compra lindos slogans ni presta atención a páginas de Facebook que reviven cada 4 años. ¿Que responsabilidad le compete a una minoría partidaria que no hace ejercicio de la construcción colectiva desde la generación de políticas? O cabe preguntarse ¿Cuánto tiempo se puede seguir sosteniendo la capitalización de un reclamo? Cuando hay vacío surge el miedo y como consecuencia estás actitudes repudiables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here