Ayer domingo 22 de agosto, se celebró el día de las infancias o la niñez. Los municipios del sur, se dieron cita con sus vecinos y vecinas más pequeños a compartir tardes de juego, golosinas, chocolates, espectáculo y obviamente juguetes. Después de varios años de no poder convocarse a celebrar la mejor época de toda persona, fue un verdadero festival.

Obviamente estos festejos además de ver cientos de pequeñas sonrisas, es una excusa para la reunión de los adultos autoconvocados que en una tarde hermosa sirvió para compartir mates y charlas.

Por otro lado, el peronismo oficialista se dio cita en el estadio Mario A. Kempes, en una suerte de maniobra proselitista al más alto nivel del clientelismo, donde desfilaron a fuerza de billeteras abultadas, artistas reconocidos de distintos ámbitos.

Cómo no pudo ser de otra manera Cuesta Blanca dijo presente, al refugio del poder político provincial que revalida un gobierno comunal nunca elegido democráticamente y que tiene sumido a la mitad de la población en una crisis hídrica desde hace tiempo. Hubiera sido una buena ocasión, para que en el día de las infancias, decenas de niños y niñas del barrio más postergado, Comechingones, puedan acceder a un recurso tan básico para el desarrollo de las personas como lo es el agua potable, o más simple aún, se garantice el servicio de recolección de residuos domiciliarios a fin de cumplir con obligaciones mínimas. Tratándose de un gobierno “peronista” uno creería que debería hacerle honor a la famosa frase, “donde existe una necesidad nace un derecho”, en comechingones los niños a razón de necesidades deberían tener muchos derechos.

En fin, sigue el circo y las cosas que realmente forjaran un futuro promisorio a nuestros  niños y niñas pasan desapercibidas, cómo la modificación de la ley 10.208, donde por ejemplo elude las instancias de audiencia pública en proyectos de modificación del paisaje. ¿Que tipo de futuro les dejamos a las generaciones venideras? Si los estudios de impacto ambiental es uno de los tantos puntos a modificar en dicha reglamentación ¿Quiere decir, por ejemplo, que la Comuna de Cuesta Blanca dejará de violar dicha ley en la apertura indiscriminada de calles?

Sigue la fiesta de la mala política en la provincia y los punteros locales le hacen el caldo gordo a la no discusión de cuestiones claves para el futuro de nuestros niños y niñas.

Mientras hay que figurar y agitar la banderita para que en las elecciones no se olviden de bajar algún regalito, esta vez para los adultos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here