El “progreso” de unos pocos

0

Marcela Fernández. Abogada

Hace unos días me dí una vuelta por Las Jarillas. Lo que ví duele. Avances del desmonte a ambos costados de un camino que ahora se ve ensanchado, pero no porque alguna vez éste hubiera sido el proyecto, sino porque el camino improvisado en medio de las sierras no pueden continuarlo por inconvenientes con su construcción. Al parecer no hicieron un estudio geológico y ahora hay situaciones que no pueden resolver.

Al mismo tiempo, los vecinos de esa localidad padecen la carencia de agua, y esto no es nuevo, hace varios años ya se planteó el tema hasta con un amparo por mora en contra del Municipio de San Antonio, que aún así nunca dio respuestas.

Ahora han prometido nuevas obras, y alguien por allí  dijo que los nuevos emprendimientos van a necesitar el agua. Obvio, todo cierra, un camino abandonado pero que partió literalmente las sierras en dos, con una terrible herida tapada con cemento y negocios inmobiliarios a ambos lados de la futura ruta que pujan ahora por el servicio. Conclusión: no es por los vecinos de las Jarillas que hacen todas esas obras, -ahí hay pocos votos-, los intereses son los de otros sectores, los mismos que pretenden destruir el 3% del bosque nativo que nos queda en la Provincia.

También me llegué hasta la Comuna de San Roque, donde muchos vecinos han tomado la real dimensión del daño que implica una autovía de montaña (que no está en los papeles pero sí en los discursos) y están en estado de alerta. Allí, las empresas contratadas por el Gobierno  empezaron las obras a toda velocidad con una licencia ambiental otorgada en violación a las leyes.

A la triste imagen repetida de destrucción, se empezaron a sumar los desmontes a cada lado de lo que sería la futura autovía, y hay inmobiliarias que ya están vendiendo los “lotes”. ¿Alguien cree a esta altura, que este “progreso” será para todos? al contrario, sin estudios de escorrentías, y por las características de la obra (CUATRO carriles en medio de las sierras) las aguas de las lluvias van a repetir la tragedia de Sierras Chicas en los barrios de abajo.

Recordé los discursos patéticos y mediocres de los intendentes que con “obediencia debida” defendieron esta obra en la Audiencia Pública celebrada el 28 de abril en Villa Carlos Paz, -donde hablaron del proyecto a lo largo del corredor de Punilla y de la “conectividad” pero ni una sola palabra del Estudio de Impacto Ambiental como debían . Nuevamente me pregunto ¿Quedan dudas de a quién o quienes va a beneficiar esa obra monstruosa, proyectada en “partes”, sin estudios serios, en “Zona Roja” de la ley de bosques? ¿De quien o quienes  serán las propiedades cercanas a esa “futura autovía” y que proyectos inmobiliarios tendrán en mente?

Espero que este 9 de julio cuando celebremos la “Independencia” le demos contenido al  “Viva la Patria“. Deseo que despertemos pronto como sociedad  y que  cuando lo hagamos, aún estemos a tiempo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here