En la provincia de Córdoba el 50% de la inversión realizada en el año 2020 en Investigación y Desarrollo fue aportado por el sector empresario. El registro difundido a principios de junio por la Red Argentina de Información Estratégica en Ciencia, Tecnología e Innovación, representa un giro en la tendencia histórica de la inversión nacional y regional en I+D.

Las cifras tradicionales marcan que, con la excepción de Brasil, en todos los países de la región (y, claro, las provincias y estados) la tendencia es hacia una mayor inversión de origen público en I+D, con números entre el 60% y 70% del total.

En tal sentido, el origen privado de los fondos, algo que buscan encadenar con procesos de innovación todas gestiones de gobierno, oscila entre el 30% (a veces menos) y el 40% del total de lo invertido en un año en Investigación y Desarrollo.

La Dirección Nacional de Información Científica (DNIC) del Ministerio de Ciencia, desde donde confirmaron que los principales sectores que impulsaron en Córdoba y la región centro la inversión en I+D, fueron los rubros de Farmacia, Alimentos, Software (Economía del Conocimiento) y Semillas, entre otras.

El dato marca que aún la inversión está fuertemente asociada al sector primario de la economía nacional, sin que emerja con nitidez un sector disruptivo.

Encuentro para tener información sobre I+D

Participaron del encuentro representantes del Gobierno provincial e instituciones que realizan actividades de I+D en la provincia.

Los días 9 y 10 de junio se llevó a cabo la tercera ronda de trabajo de la Red Argentina de Información Estratégica en CTI en la provincia de Córdoba.

En Córdoba, el sector privado aportó el 50% de la inversión total en I+D de la provincia.

La apertura del encuentro, realizada en la sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba, estuvo a cargo del subsecretario de Estudios y Prospectiva del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), Eduardo Mallo y del secretario de Articulación Científica Tecnológica del Ministerio cordobés, Gabriel Raya Tonetti. Mallo destacó la importancia de contar con información estadística confiable y actualizada como herramienta para la toma de decisiones basada en evidencia. Por su parte, Raya Tonetti presentó las líneas de trabajo que impulsan desde la cartera, haciendo foco en convocatorias y acciones, y la definición de la Agenda Territorial Integradora, incluida en el Plan Nacional de Ciencia al 2030.

9% del total de la inversión en I+D nacional, en Córdoba

El director nacional de Información Científica, Gustavo Arber, presentó el trabajo que se realiza desde la Dirección Nacional de Información Científica (DNIC) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MinCyT) y destacó que en la provincia se invirtieron casi 12.500 millones de pesos, en 2020.

Esta cifra representó casi un 9% del total invertido en Argentina ese año. A nivel sectorial se destacó el sector empresario, aportando el 50% de la inversión provincial (12 puntos porcentuales más que el promedio nacional). La otra mitad fue ejecutada, casi en su totalidad, en el sector público: el 31% en organismos de ciencia y tecnología y un 18% en universidades. En cuanto al personal dedicado a I+D, se registraron casi 5.900 investigadores/as, incluyendo becarios/as de investigación, de los/as cuales el 45% pertenecía al CONICET.

Santa Fe, otra de las claves de la Región Centro

Las cifras del informe presentado en Córdoba, marcan que la tendencia de la inversión en I+D, en la región Centro, también es impulsada con mayor solidez por la provincia de Santa Fe. Allí, se abren nuevas áreas, en las que, con el respaldo del sector académico y científico tecnológico, aparecen chances de canalizar el potencial productivo regional.

Según el estudio, Santa Fe destacó en la evolución de la incorporación de personal dedicado a la I+D. En 2020, más de un tercio (7.924 personas) del total del personal dedicado a actividades de I+D de la región Centro (Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos), lo hace en Santa Fe. La cifra está apenas por debajo de los registros de la provincia de Córdoba (8.000).

Lo que destaca a la provincia litoraleña es el alto potencial en áreas claves de la economía nacional por su capacidad científico-tecnológica instalada: cannabis medicinal, producción pública de alimentos y biotecnología son áreas que están siendo acompañadas por una institucionalidad sólida en parques tecnológicos, universidades, clústers y agencias.

38% de la inversión en I+D en Argentina, es privada

Según datos registrados por el último Relevamiento Anual a Entidades que realizan actividades Científicas y Tecnológicas (RACT), realizado por la Dirección de Información Científica del MinCyT, en su conjunto, el sector empresario ejecutó el 38% de la inversión en I+D del país en 2020registrándose una tendencia creciente desde 2015 en su nivel de participación en el total global. Este fenómeno se explica por un doble proceso: por un lado, por el crecimiento de la inversión del sector empresarial, que en el periodo 2015-2020 fue del 22% en términos reales; y por otro lado, e incluso con un impacto mayor, por la contracción de la inversión pública en I+D, que tuvo una caída en términos reales del 43% en dicho periodo.

Luego, Victoria Juárez y Manuel Wainfeld, de la misma Dirección, presentaron los principales indicadores de I+D del año 2020 para la región Centro y para la provincia de Córdoba.

La ESID también brinda la posibilidad de construir un perfil de las empresas que hicieron I+D en el país según tamaño, conformación de capital y sectores productivos al mismo tiempo que indaga sobre la concentración en términos de inversión y su distribución por tipo de actividad, las principales fuentes de financiamiento utilizadas y el perfil de los recursos humanos, entre otros indicadores.

En ese sentido, en 2020, solo diez firmas explicaron el 42% de toda la inversión en I+D que realizó el sector empresario, de las cuales nueve fueron de capital multinacional. En el otro extremo, hubo 500 empresas haciendo I+D que, en conjunto, no alcanzaron a representar el 2% de la inversión del sector.

Esta concentración de los recursos dedicados a I+D en un grupo acotado de empresas grandes y multinacionales no debe desdibujar un fenómeno destacado de la dinámica de estas actividades en el sector empresario argentino: las empresas que presentan mayor intensidad en el esfuerzo para desarrollar actividades de I+D son las pymes.

Estrategias de Vinculación

En la misma jornada se analizaron estrategias de vinculación tecnológica, capacidades y desafíos entre los distintos actores del sistema de CTI provincial.

Participaron del encuentro representantes de los siguientes organismos de CyT, universidades públicas y privadas y entidades sin fines de lucro que realizan actividades de I+D en la provincia de Córdoba: Asociación de Vivienda Económica, Centro de Estudios Históricos “Prof. Carlos S.A. Segreti”, CONICET, Fundación Tarpuy, Fundación para el Progreso de la Medicina, INTA, INTI, Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas de Córdoba, Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba, Universidad Blas Pascal, Universidad Católica de Córdoba, Universidad Empresarial Siglo XXI Universidad Nacional de Córdoba, Universidad Nacional de Río Cuarto, Universidad Nacional de Villa María, Universidad Provincial de Córdoba y Universidad Tecnológica Nacional (facultades regionales de Córdoba, San Francisco y Villa María).

Santa Fe se destaca en la incorporación de personal para I+D, en la región centro.

Más información: Eduardo Mallo: “La idea es que las provincias construyan sus propias agendas de ciencia y tecnología”

El día 10, en la sede del Centro de Excelencia en Productos y Procesos Córdoba (CEPROCOR), Mallo, Arber y el coordinador ejecutivo de la Red, Sebastián Balsells, mantuvieron una primera reunión de trabajo con representantes del Gobierno provincial: Enzo Moriconi, director de Promoción Científica del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba; Federico Priotti, vicepresidente de CEPROCOR; y Raúl Badini, director científico de CEPROCOR. Durante la reunión se definieron intereses en común para comenzar a delinear un plan de trabajo conjunto entre ambos organismos a corto y mediano plazo.

Sobre la Red

La Red Argentina de Información Estratégica en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) se constituye como un espacio de cooperación y asistencia técnica para promover el uso de información estadística y buenas prácticas metodológicas, y para fortalecer capacidades en áreas técnicas. Hasta la fecha, se encuentran adheridas 20 jurisdicciones: Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Río Negro, Salta, San Juan, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

El documento:

https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/2022/06/observatorio_ficha_cordoba_2020_0.pdf

Periferia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here