Un nuevo modelo de estudio y observación de ultra alta definición ha permitido a los científicos de la NASA tener una nueva mirada sobre el movimiento del dióxido de carbono en la atmósfera terrestre a lo largo de un año.

El dióxido de carbono es el más importante de los llamados gases de efecto invernadero afectados por la actividad humana, y su creciente concentración en la atmósfera, producto de la combustión de combustibles fósiles, ha conducido al calentamiento global.

El flujo de CO2 y sus niveles en la atmósfera

Alrededor de la mitad del dióxido de carbono emitido por la combustión de combustibles fósiles permanece en la atmósfera, mientras que la otra mitad es absorbido por reservas naturales en suelos y océanos.

La medición del dióxido de carbono en la atmósfera, llevada a cabo por científicos desde hace varias décadas, ha permitido llegar a todas estas importantes conclusiones, pero la creación de este nuevo modelo computacional de ultra alta definición permite mostrar por primera vez en detalle como se mueve realmente el dióxido de carbono a través de la atmósfera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here