Tres ministros de la Nación visitaron ayer martes 23 los laboratorios del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB-INTECH) de la Universidad Nacional de San Martín, donde se desarrolla la vacuna contra el covid “ARVAC-Cecilia Grierson”. Faltan varias fases y mucho trabajo, pero en AgendAR sentimos que un logro de la ciencia argentina consiguió el reconocimiento que merece.

Esta actividad estaba pautada en la agenda de trabajo de la Mesa Interministerial para la Investigación, Desarrollo y Producción de Vacunas, Tratamientos, Diagnóstico y Otras Tecnologías Sanitarias, que integran las tres carteras.

Participaron también de la recorrida por la UNSAM el presidente de la Agencia I+D+i, Fernando Peirano; el rector de la Universidad, Carlos Greco; la líder del proyecto, investigadora del CONICET y doctora en Ciencias Biológicas, Juliana Cassataro, y el equipo de investigadores/as y becarios/as que participan del desarrollo. En representación del laboratorio “Pablo Cassará”—el socio privado que se sumó para posibilitar el desarrollo— Jorge Cassará.

El ministro Filmus expresó después de la visita: “Nos reunimos con el equipo de investigación de UNSAM-CONICET para conocer los avances que está teniendo el desarrollo de la vacuna que terminará a fin de 2021 con los estudios preclínicos y comenzar en el 2022 con los estudios de fase 1, 2 y 3”.

Añadió: “Esperamos que el desarrollo permita, con el aporte del Estado y la articulación con el sector privado, poder a fines de 2022, principio de 2023, escalar la producción para tener la vacuna nacional”.

Vizzotti indicó: “Estamos trabajando en un seguimiento interministerial … para avanzar lo más rápidamente posible en la disponibilidad de una vacuna argentina contra la COVID-19. Y así poder dar respuesta a las estrategias de refuerzo y además tener una herramienta que amplíe este desafío a todas las vacunas, tratamientos e innovaciones tecnológicas”.

Kulfas por su parte señaló que el objerivo es lograr la producción nacional de vacunas”.

Por último, Peirano destacó que hoy buscamos construir sistemas que nazcan de la Ciencia y se proyecten en lo tecnológico al articular distintos actores y saberes, imprescindibles para lograr impactos productivos y sociales.

Una vacuna nacional contra el Covid-19

La vacuna “ARVAC-Cecilia Grierson” que está desarrollando la UNSAM con participación del CONICET y el Laboratorio Cassará se encuentra en el paso del laboratorio a la industria. Se logró producir la vacuna con buenas prácticas de manufactura, en las pruebas preclínicas en el laboratorio mostró ser eficaz frente al virus y ahora se están terminando los ensayos toxicológicos.

Estos ensayosse realizan en el Centro de Medicina Comparada (CMC) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Una vez concluidos, se enviarán a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) los protocolos del ensayo de Fase 1, a realizarse en humanos, para su validación.

Luego de aprobados, se iniciará la fase 1 durante el mes de enero de 2022. Las fases clínicas tienen tres etapas: en la primera, se evalúa la seguridad de la vacuna en un grupo reducido de personas; en las fases 2 y 3, se escala a grupos más numerosos de voluntarios.

La vacuna “ARVAC-Cecilia Grierson” está pensada como una vacuna de refuerzo para personas que hayan recibido el esquema completo de otras vacunas y cuya respuesta inmune empieza a bajar luego de un período superior a seis meses, y también como vacuna de primovacunación.

La fórmula se basa en proteínas recombinantes, una tecnología similar a la usada en la vacuna del Hepatitis B o el VPH. Algunas de sus ventajas son: mayor estabilidad, evitar sistemas de conservación que dependen de ultrafreezers, fácil distribución en territorio nacional, y eficaz frente a nuevas variantes de COVID-19.

Agendar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here