Seguimos con está nota de la sección Huellas Digitales. Decidimos hacerla en dos partes para no cargar tanto la nota y para invitar a la reflexión con cada una de ellas. Dejo el enlace de la primera parte( https://punillaalsur.com/huellas-digitales/graciela-zelaya-la-cultura-de-brindar-oportunidades/ ).

###

¿Quedó algo en el tintero, para contar?

Si. Es muy difícil hacer síntesis tan apretadas, -en una nota-, cuando el tema es tan vasto y los actores son el pueblo mismo, en diferentes tiempos y etapas. Y puede ser injusto no recordar lo más que se pueda.

Sobre los Artesanos.

Cuando preguntaste, sobre los artesanos, conté los comienzos de la Feria o Paseo de los Artesanos institucionalizado luego  por Resolución,  que es lo visible hoy, pero hubo un período de comisiones de gente comprometida, que trabajo mucho para lograr el fin común, de tener un espacio.  También nació la  feria privada, en esos tiempos.

Pero en tiempos más lejanos, hubo grupos de gente que se reunían y hacían ferias de platos,  encuentros que tenían un fin solidario,  el Club Deportivo Social y Cultural  fue un lugar de lindas fiestas dónde se reunían los vecinos y festejaban, mostraban sus artesanías,  mucho trabajo mancomunado de vecinos muy queridos que también habría que recordar.  Alcancé a conocer alguno de esos encuentros tan lindos y creo que ahí aprendí a hacer un buen repulgue de las empanadas, que eran decenas y decenas para armar y freír. Se hacían Peñas solidarias cada vez que algún vecino pasaba por un mal momento, y acudía todo el pueblo. Muy destacable.

Esas son las historias que conforman la idiosincrasia y lo valioso de una población.

El Asentamiento Cultural Pueblo Grande, fue muy importante en esto de crear un espacio para la gente, sea para festejar, disfrutar, estudiar, aprender; un lugar de oportunidades, y de encuentros, sin dudas. También con el trabajo y aporte de muchas voluntades que abrían su puertas para mostrar artistas locales, que siempre merecerán un homenaje.  Labor generosa que continúa aportando a esta sociedad.

Sobre el arraigo.

Este transcurrir en el tiempo, fue conformando una identidad,  junto con la gente de las tradiciones gauchas que siempre cuidaron y transmitieron su acervo cultural.

Esta base bien consolidada permitió ampliar las ofertas de brindar otras propuestas,  que es lo relatado anteriormente, porque  la base, lo fundacional, el arraigo del que se habló, es muy fuerte y sólido.

Una sociedad es dinámica, crece,  se mueve,  cambian sus integrantes, se producen nuevos intercambios, se fortalece y se va conformando con nuevas propuestas.

Por eso lo la frase de Zitarrosa.

Hoy, el Museo La Memoria, también municipalizado,  ofrecerá un panorama de las culturas ancestrales y será mucho más sencillo para los interesados encontrar respuestas, o conocimientos a diferencia de los que nos sucedía hace años, cuando queríamos saber y  no encontrábamos referentes,  ni bibliografía;  hasta que se consolidó 1991 el Museo Arqueológico Numba Charava en Villa Carlos Paz, para beneficio de toda la zona y sus escuelas, que encontraron  un lugar de aprendizaje vital sobre los antiguos pobladores locales.

En la dinámica del crecimiento, irán apareciendo muchos protagonistas que aportarán sus saberes, inquietudes, voluntades,  agradecimientos,  propuestas y así con cada granito de arena se ensanchará el horizonte cultural y social para la común-unidad.

Hoy, que comienza el mes de la PachaMama, sería lindo recordar que en la Plaza Central -en el 2014-, se festejó y quedó la boca abierta,  para continuar honrando y agradeciendo  a   nuestra tierra acogedora,  generosa y proveedora de vida.  Un merecido homenaje para retomar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here