Las maneras de arrasar con la vida

0

Marcela Fernández. Abogada

Mientras la mayoría de la gente todavía analiza los resultados de las elecciones, el precio del dólar, y su influencia o no en los precios de la canasta básica, hay gente que sigue destruyendo y arrasando con la vida.
Me refiero al gobierno de turno en la provincia de Córdoba, que sigue batallando para arrasar con el bosque nativo que nos queda a los cordobeses. Lo intentan desde el año pasado, con un proyecto de ley inconstitucional que solo la movilización popular ha detenido, ya sea con las masivas marchas en las calles como en la Justicia, cuando pretendieron legitimar el proceso de sanción fijando una audiencia en el límite con la provincia de Santiago del Estero, y la Jueza les dijo “no” . Luego, y todas las fuerzas politicas “en consenso” -a excepción del bloque de izquierda-  se sancionó una ley agroforestal, con un tinte demagógico por supuesto. No se entiende como sin hacer el ordenamiento territorial de los bosques pueden hablar de reforestación.
Luego se anuncian y empiezan a concretarse obras que intencionadamente destruyen el bosque nativo. Mucha gente desconoce que ya en el 2011 en vialidad se trabajó en la alternativa a la ruta 38  -la que de todas maneras tendrían que mejorar, ensanchar- con una vía alternativa por el Este, pero no en las laderas de las sierras.   No se puede entender que los propios geólogos avalen semejante daño ambiental, y mucho menos, que la Secretaria de Ambiente autorice un proyecto que groseramente viola las leyes vigentes.
Y finalmente, la manera más dolorosa de arrasar con el bosque nativo, el golpe de gracia, por acción u omisión, permitir los incendios en las sierras chicas que son el último reducto de bosque nativo en buen estado de conservación. Desde hace años se viene denunciando que no se conoce como se administraban los fondos provenientes del impuesto al fuego que se recaudaba en la boleta de EPEC. Ahora no sabemos cómo se invierte en los elementos necesarios para combatir los incendios, … pero siempre parece que llegan tarde…  Así, estos gobernantes que se muestran como un proyecto de “primera” llenándose la boca con la palabra “progreso” en realidad son de “ultima”.   ¿Por qué el “progreso” no lo vemos en los equipamientos para combatir incendios forestales o mejor aún, en las campañas y medidas de prevención de los mismos.?
Evidentemente la causa del atropello y del ecocidio que implican las acciones tendientes a arrasar con el bosque nativo, es la misma: la voracidad de las corporaciones políticas y económicas… y lo están haciendo a través de distintos medios…. unos más descarados e ilegales, otros más dolorosos…incluso alguna prensa intenta mostrar como causas de la expansión del incendio, el difícil acceso a los lugares! ¡por supuesto! ¡Si es bosque!  ¿Será que el mensaje subliminal es que la gente se represente la necesidad de caminos? ¿Para qué? ¿para seguir justificando proyectos que están arrasando con el bosque nativo mientras los inmobiliarios ponen cartelitos de venta de lotes en zonas rojas?
Para quienes amamos la vida e intentamos honrarla cada día, todos estos avallasamientos deben señalarse, no olvidarse. Deben motivarnos a esparcir conciencia, donde no haya bosque no habrá agua, y por lo tanto, no habrá vida. Y en ese esparcir conciencia, vale remarcar que la ley dispone que ante un incendio, la categoría del bosque no se cambia, o sea que las Sierras Chicas, así se conviertan en un montón de piedras y cenizas, siguen siendo bosque nativo de MÁXIMA PROTECCIÓN, categoría Zona Roja, que merece protegerse a perpetuidad, y en este caso, habrá de  restaurarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here